2010/11/14

¿EL QUE LA SIGUE LA CONSIGUE? El proyecto de mina de magnesita en Zilbeti

[artículo de Alejandro Arizkun y Alfredo Rueda, miembros de Ekologistak Martxan]

Hace tres años escribíamos un artículo sobre el proyecto de la empresa MAGNA, S.A. de abrir una mina de magnesita en el paraje de Erdiz (Baztan. Navarra). En resumen, mostrabamos nuestra opinión negativa a dicho proyecto apoyándonos en los siguientes argumentos:

  • Las graves consecuencias para la Zona de Especial Conservación (ZEC) “Alduide” dentro de la Red Natura 2000 que la Unión Europea ha establecido para la conservación de espacios naturales y para potenciar un desarrollo de nuestras zonas rurales y de montaña que huya de la esquilmación de los recursos naturales por unos pocos. Esas afecciones se concretan en la presencia en Alduide de habitats y especies prioritarias entre las que cabe destacar, los “6230.2 Pastizales acidófilos atlánticos” y “91E0. Alisedas riparias” y las Osmderma eremita, Rosalia alpina, el quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) o el pico dorsiblanco (Dendrocopos leucotos).
  • La Directiva de Hábitats 92/43/CEE, en cuyo artículo 6º se establece que “en caso de que el lugar considerado albergue un tipo de hábitat natural y/o una especie prioritarios, únicamente se podrán alegar consideraciones relacionadas con la salud y la seguridad pública, o relativas a consecuencias positivas de primordial importancia para el medio ambiente, o razones imperiosas de interés público de primer orden” para autorizar un plan o proyecto que afecte a una zona de la Red.
  • La debilidad de los argumentos de MAGNA S.A. para reforzar la imagen de un proyecto de importancia para la zona, que se centran en:
    • La creación de 35 puestos de trabajo, aunque sólo para quince años que es el tiempo que prevé durará la explotación de la mina.
    • El pretendido carácter respetuoso con el medio ambiente del proyecto, cuando además de las afecciones señaladas se incluye la construcción de una carretera con un tráfico previsto de 11 camiones de 25 Tm. cada hora.
    • La empresa se presenta como garantía de un futuro sostenible para la zona, cuando lleva trabajando en otras zonas próximas desde 1945 y brillan por su ausencia las ventajas de futuro desde entonces a ahora.
El nacimiento de una fuerte oposición vecinal en Baztan y la falta de un apoyo por parte de su ayuntamiento llevó a MAGNA a renunciar al proyecto y levantar el proyecto actual que se diferencia del anterior en pocas cosas… ¡Qué empeoran su contenido!

El proyecto actual traslada la explotación de la mina a cielo abierto a otro lugar enclavado dentro del mismo ZEC Alduide, pero dependiente de otro municipio, Erro, en cuyo ayuntamiento hay una mayoría de concejales que lo apoyan; incluye la construcción de dos túneles y no se compromete a crear ningún puesto de trabajo y sólo nos presenta el proyecto como garantía de los puestos de trabajo de su cercana fábrica de Zubiri.


Naturalmente las afecciones señaladas se mantienen en todo su vigor al tratarse del mismo ZEC, además por el menor tamaño de las vetas de magnesita se calcula que no superará en diez años el tiempo de su explotación.


El Gobierno de Navarra ha promovido la declaración de Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) para esta actividad que ha sido recurrido por un conjunto de vecinos de Erro constituidos en Asociación Monte Alduide (alduide@gmail.com ), pero el sometimiento a información pública de esta decisión durante el mes de agosto parece mostrar cierto interés del gobierno en su aprobación.


Esperamos que el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente sea con decisiones precedentes y garante de la Red Natura 2000, y que la sociedad baztanesa apueste por un desarrollo del valle sustentable, social y de futuro sin sucumbir ante los cantos de sirena de una multinacional con gran capacidad económica y mediática pero, seguramente, ya con fecha de caducidad en nuestras tierras.

[artículo de Alejandro Arizkun y Alfredo Rueda, miembros de Ekologistak Martxan]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada