2013/07/15

Buscando alternativas al sistema agroalimentario actual

(Información publicada en Diario de Noticias)

Crece el modelo de venta directa de producto ecológico y fresco
El AlmaZen, jatEKO o Calabatata son apuestas de venta directa y economía local

Buscar una alternativa al sistema agroalimentario actual. Este es el objetivo de al menos una veintena de grupos de consumo de Navarra que trabajan para establecer y poner en práctica modelos de compra y distribución fuera de las grandes superficies comerciales y de los canales convencionales del comercio. En Navarra existen al menos una veintena, que agrupan a más de 500 personas, en una tendencia ascendente pese a la crisis o gracias a ella porque ha servido para desvelar muchas injusticias.

Grupos como jatEKO, Calabatata o El AlmaZen ofrecen en Navarra, desafiando a los grandes distribuidores, un servicio alternativo que ofrece productos de mucha calidad y sin intermediarios. Apuestan de este modo por un consumo responsable y de calidad, favoreciendo la producción agroecológica a pequeña escala, facilitando la relación entre productores y consumidores a través de la venta directa, y fortaleciendo la economía social, subrayan. Estos grupos se centran en el consumo de productos ecológicos de la zona, en su mayoría de frutas y hortalizas de temporada, aunque pueden complementar su oferta con queso, pan, aceite, miel, zumos y productos de Comercio Justo como café, chocolate y azúcar, entre otros. Las cestas se pueden pedir "a la carta", según necesidades, gustos y ritmos de consumo de cada uno, y los pedidos se suelen realizar por Internet.



Funcionamiento


Cada grupo establece su forma de repartir sus productos entre los clientes. Así, los consumidores pueden acceder a ellos realizando pedidos periódicamente, escogiendo entre los cultivos que se pueden cosechar en esa temporada y según los precios acordados con el agricultor. También existe un sistema de cesta fija mediante la cual el agricultor elabora cada semana una cesta con los alimentos disponibles en cantidad y precio prefijados, como cooperativa unitaria. En tercer lugar, hay consumidores que pagan una cuota fija al mes con la que se financian los costes de cultivo y los ingresos del agricultor y, a cambio, se recibe una parte de la cosecha proporcional a lo aportado. "Se ahorran los pedidos y mejora la planificación", remarcan. Para dar a conocer este sistemas, diferentes grupos de consumo participaron el pasado mes de junio en un ciclo que organiza Aula de Sostenibilidad en el Museo de Educación ambiental, actividad a la que acudieron 1.600 personas entre las 47 actividades programadas. El concepto de soberanía alimentaria está detrás de este modelo que integra la agricultura y ganadería tradicional, agroecológica y campesina respetuosa con el medio ambiente y orientada a la alimentación local. Hoy en día, la pérdida de soberanía alimentaria está muy relacionada con los "impactos que tiene la dinámica del sistema globalizado sobre estos modelos productivos, sobre las personas productoras, y sobre el medio ambiente". Así, las asociaciones que fomentan la creación de los grupos de consumo se rebelan en una apuesta social que defiende sistemas agroalimentarios más "justos" donde emergen valores distintos a los mercantiles como "la corresponsabilidad, el apoyo mutuo, el afianzamiento de las relaciones sociales y de confianza sólidas", además de constituir "un espacio reivindicativo con poder, donde se realiza un consumo político".


Es el mensaje con el que proponen a la sociedad la necesidad de impulsar grupos de consumo: que compren directamente a los productores con el fin de eliminar los costes de los intermediarios, haciendo que el agricultor reciba un precio justo. Por otro lado, los grupos tienen la oportunidad de conocer a sus productores de manera directa, gente implicada en esta causa y formas de vida "dignas y sostenibles".


Sumaconcausa es una asociación económica solidaria que se dedica a la venta de productos de alimentación ecológicos para grupos de consumo, y que pretende recuperar la "cultura del buen vivir". Bajo este paraguas se busca "idear y desarrollar iniciativas económicas alternativas, apoyar a personas emprendedoras de la economía solidaria, crear sinergias entre las distintas iniciativas de la asociación y dar cobijo a nuevas, y promover un sistema social, económico, político, justo y equitativo". En este momento da apoyo a Tierra, limpiezas ecológicas, que se dedica a la limpieza de todo tipo de locales con productos ecológicos y favoreciendo un empleo digno; El AlmaZen, que vende productos de alimentación ecológicos, y a Ekodeco, que se dedica al diseño y rehabilitación de interiores, proyectos y obras en bioconstrucción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada