2013/08/11

Más de 7.000 animales de especies amenazadas murieron envenenados la última década


(Información aparecida en Diario de Noticias)

Más de 7.000 ejemplares de especies amenazadas han muerto por envenenamiento en la última década, y 88 personas han sido condenadas en el Estado por estos delitos. La organización SEO/BirdLife, en el marco del proyecto Life+ VENENO, se personó en 22 procedimientos judiciales en la vía penal y se obtuvieron 5 sentencias condenatorias.

El veneno se utiliza con la intención de matar animales considerados como dañinos para distintas actividades, principalmente para la caza, la ganadería y la agricultura, pero también para la columbicultura o la apicultura. Esta conducta está considerada por el Código Penal como un delito, lo que refleja el rechazo de nuestra sociedad a esta forma cruel de eliminar determinadas especies de fauna, asegura la organización ecologista SEO/BirdLife.

El pasado 19 de julio de 2013 tres personas fueron condenadas a 14 meses de cárcel por el envenenamiento de nueve aguiluchos laguneros en un coto privado de Mendavia, Navarra. Los condenados, el guarda de caza del coto, el presidente y el tesorero, deberán indemnizar además al Gobierno de Navarra por la muerte de las aves con la cantidad de 5.409 euros y a reparar los daños ecológicos producidos. El guarda de caza fue también condenado a inhabilitación por un año para el ejercicio de su profesión como guarda y se le impusieron seis meses más de prisión por tenencia ilícita de armas. Esta es la quinta sentencia condenatoria conseguida por SEO/BirdLife, en el marco del proyecto Life+ VENENO, por uso ilegal de cebos envenenados, "lo que demuestra el papel que cumplen las ONG para proteger el patrimonio natural y garantizar el cumplimiento de la legislación ambiental", cuyo proyecto cuenta un presupuesto de 1,6 millones de euros.



De los 22 procedimientos judiciales en los que se ha personado SEO/BirdLife, 12 afectan a especies amenazadas. Este es el caso de las más de 130 aves rapaces muertas aparecidas en un coto de caza de Tudela (Navarra) en el mismo año.

En el Estado se han dictado unas 60 sentencias condenatorias en materia de veneno. La mayoría de estas resoluciones recayeron en comunidades autónomas que contaban con planes y protocolos de lucha contra el envenenamiento de fauna o tienen patrullas especializadas para la investigación de este delito. Según un grupo de investigación caralán, en total se ha condenado a 88 personas que definen un perfil bastante similar. En todos los casos, excepto en dos, se trataba de varones con una edad media de 55 años, y vincula a 62 de las 80 personas condenadas con la caza "ya sean guardas, propietarios, titulares, socios, trabajadores, gestores o arrendatarios de cotos".

El proyecto Life+ VENENO, coordinado por SEO/BirdLife, insiste "en la importancia de que las comunidades autónomas aprueben planes y protocolos de lucha contra el veneno y apuesten por la especialización de los agentes de medio ambiente". En su opinión, de este modo "se podría contribuir a reducir la cifra de los más de 7.000 ejemplares de especies amenazadas muertos en la última década y esclarecer los numerosos casos que quedan sin resolver por falta de una investigación adecuada".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada