2011/06/12

"Fiesta en Arantzadi para reclamar que no se destruyan las huertas" (GARA)

p021_f02_148x104.jpg


GARA | IRUÑEA
Decenas de personas participaron el jueves en Arantzadi en la fiesta reivindicativa para presentar la propuesta alternativa que distintos colectivos han elaborado frente a los planes del Ayuntamiento de colocar una carretera en esta zona verde y de huertas tradicionales situada a orillas del río Arga y la creación de un parque urbano.

Ekologistak Martxan, uno de los colectivos que participaron en esta iniciativa, destacó que «es muy necesario que se produzca un amplio debate ciudadano sobre el proyecto de Arantzadi, uno de los mejores ejemplos de la Península Ibérica de integración de un espacio natural y agrícola en un entorno urbano-metropolitano».

En este sentido, recordaron que las huertas de Arantzadi, fundamentalmente las explotaciones de agricultura ecológica -citaron la de la familia Beroiz y la de Aldaia-, «han sido un referente en su campo y un ejemplo al alcance de la mano para muchos profesionales y estudiantes».

Por ello, la propuesta vecinal para el parque de Arantzadi reclama que una vez finalizada la obra de la nueva carretera, no se avance más en las labores de construcción del parque hasta la nueva legislatura y que se vuelva a valorar el tipo de intervención que se debe realizar y el coste económico de la obra. Además, piden que no construya nada nuevo en el entorno de Arantzadi, «pues existen edificios que pueden cumplir con los objetivos que se quieren conseguir con la declaración del parque».

La propuesta vecinal rechaza también la instalación de un bosque de inundación, «ya que sería muy artificial ir en contra de la propia naturaleza, puesto que cuando las huertas se inundan se abonan para tres años».



«Las actuaciones en el río han cambiado el comportamiento del mismo, no solucionan la problemática para periodos de retorno cortos», destaca la propuesta, que añade que construir «un canal que recogiera los residuos que suele llevar el agua y que habría que mantener siempre muy limpio» supondría un alto coste económico.

Por ello, reclaman que se mantengan las huertas productivas. «La eliminación del bosque de crecida o de inundación supondría poder mantener más de 60.000 metros cuadrados de huertas que se eliminaban con el proyecto inicial y que deben persistir, favoreciendo el desarrollo de una horticultura respetuosa con el medio ambiente».

Asimismo, la propuesta pide mantener la actual carretera desde el arranque del nuevo vial para destinarla a usos peatonales y ciclistas y, circunstancialmente, a los del propio parque. Además, solicitan la creación de pequeñas zonas en los bordes con árboles, bancos, fuentes y lugares de descanso.

Junto a ello, reclaman a la Fundagro, fundación vinculada a UAGN que gestionará el Centro de Interpretación de la Agricultura, que utilice los edificios que ya están construidos en la zona y que reserve el resto del terreno para huertas, priorizando la agricultura ecológica.

Otra de las demandas es que no se construya un camino junto al río desde la pasarela de Alemanes hasta la presa de San Pedro, ya que generaría importantes afecciones al hábitat de la fauna silvestre, como el martín pescador, las pollas de agua y las ratas de agua, en una zona sin intervención humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada