2012/01/05

Organizaciones ecologistas reclaman la paralización inmediata de las obras en el hayedo de Zilbeti

Ante la agresión por parte de la empresa Magnesitas de Navarra S.A. al hayedo protegido de Zilbeti, las organizaciones firmantes solicitan al Gobierno de Navarra la inmediata paralización de la misma por su irreversibilidad y elevado impacto ambiental.

Las organizaciones conservacionistas firmantes instan al Gobierno de Navarra a que paralice las obras y, que deje de apoyar el proyecto de mina en Zilbeti en cumplimiento de las directivas europeas y de los compromisos adquiridos con sus socios europeos.

Los firmantes denuncian que las obras llevadas a cabo por sorpresa en plenas vacaciones de Navidad, no se encuentran amparadas por el proyecto minero aprobado por el Gobierno de Navarra y que por lo tanto, son ilegales. Además, las organizaciones conservacionistas consideran que la autorización al proyecto minero no es conforme a derecho, situación que dilucidarán los tribunales.

El proyecto de mina a cielo abierta está promovido por Magnesitas de Navarra SA (MAGNA) empresa participada por el Grupo Ruollier y el grupo Grecian Magnesite. La mina se sitúa en una Zona de Especial Conservación de la Red Natura 2000, en el Pirineo navarro a tan sólo 5 Km. de la frontera francesa. El espacio es muy importante para hábitats prioritarios y especies declaradas en peligro de extinción en España y Europa.
 
Según el Tratado de límites entre España y Francia desde la embocadura del Bidasoa hasta el confín de las provincias de Navarra y Huesca con el Departamento de los Bajos Pirineos de 1856, los habitantes franceses de Baigorry tienen derecho exclusivo y perpetuo al goce de los pastos de los Alduides, obligando a España a garantizar la conservación tanto de los pastos como de los bosques de ese lugar. Actualmente, la renta acordada en el Tratado es cobrada por el Gobierno de España, que la reparte a partes iguales entre los Concejos de Erro y Baztan, copropietarios del monte en 70% y 30% respectivamente. Las organizaciones firmantes denuncian que el Gobierno de Navarra ni siquiera ha llevado a cabo consultas al Gobierno francés ni a los habitantes de Baïgorry, y solicitan al Gobierno francés denunciar la autorización.

El 24 de diciembre pasado y aprovechando los días navideños, MAGNA anunció en Zilbeti, a través de un bando del Concejo, que “desde el día 27 de diciembre al 5 de enero de 2012, procederían a talar parte del bosque protegido con el fin de extraer 800 toneladas de mineral que necesita para hacer unas pruebas con cara a la reunión de accionistas que se celebrará el próximo 17 de enero”. Esta acción se sale del proyecto de mina a cielo abierto y está promovido por Magnesitas de Navarra SA (MAGNA) e incumple la Declaración de Impacto Ambiental emitida por el Gobierno de Navarra.


Firmantes de la nota



Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife, WWF y Coordinadora Monte Alduide


France Nature Environnement, Amis de la Terre, WWF-France, Greenpeace, LPO, SEPANSO, MNE de Pau, GEOB, PMAF, Forêts sauvages, CADE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada