2012/10/29

¡Nos vamos a la MAGDALENAra joanen gara!

Arantzadin sortutako indarrak eta interesak beste lurretan landatzeko bideratuak izango dira, Magdalenan hain zuzen ere, Iruñeko hiriguneko azkeneko baratze zonaldean. Gaur, inoiz baino gehiago errealitatea transformatzeke eta eraikitzeke dago gure barnean eta kanpoan ere bai. Horregatik, Magdalenako auzolan berrian parte hartzera gonbidatu nahi zaituztegu. Bertan, azaroaren 11n goizeko 10etan, pasarelatan elkartuko gara lanari ekiteko. Baratza seinalatuko da egun osoan zehar etorri nahi duenarentzat. Informazio gehiago: Magdalena Auzolanean.

Beste aldetik, desobedientzia zibilaren lanabesa erabili zen, inposatutakoaren eta injustiziaren kontra borrokatzeko era baketsu baten moduan... Ehundaka pertsonek parte hartu zuten desobedientzia politiko-sozial horretan: hesiak egonda ere Arantzaditik paseatzen ziren, legalki egon behar ez ziren letxuak ureztatzen zituzten eta bizitza suntsitu nahi zituzten makinak geldiarazi ziren. Akzio hauek guztiak, inolako kasuan auzitegi penalean amaitu behar ziren. Hala ere, bi lagun kartzelara sartu ahal dituzte orain, auzolana eta lurra defendatzearren. Iristeko dauden isun ekonomikoak aipatu gabe. Nahiko lapurtzen gaituzte politikari ustelek eta bere laguntxoek eta gainera injustiziaren aurka aldarrikatzen denari karga judiziala erortzen zaio.


MAGDALENA AUZOLANEAN



Las fuerzas e intereses surgidos en Arantzadi van a ser canalizados para plantar otras tierras, en la Magdalena concretamente, último reducto de huertas en el centro de la ciudad. Hoy más que nunca hay mucha realidad que transformar y construir, fuera y dentro de cada cual. Por ello, invitamos a todas las personas a participar en el nuevo auzolan de la Magdalena, cuyo primer día de trabajo será el domingo 11 de noviembre a las 10 en la pasarela del Club Natación. Se señalizará la huerta para los que vengan a lo largo del día. Más info en: Magdalena Auzolanean.

Por otra parte, durante el auzolan se utilizó la herramienta de la desobediencia civil como forma de lucha contra lo injusto, lo impuesto... Fue una desobediencia política, social... llevada a cabo por cientos de personas, que haciendo caso omiso a las vallas, paseaban por Arantzadi, que regaban unas lechugas que legalmente no deberían crecer y que paraban unas máquinas que querían arrasar con la vida. Todas estas acciones en ningún caso deberían acabar en el juzgado de lo penal. Sin embargo, dos compañeros podrían entrar en prisión por defender el trabajo y la tierra, sin contar con las multas económicas que aún están por llegar. Bastante nos roban los políticos corruptos y sus amigotes como para que encima el poder judicial caiga también sobre nosotros por protestar contra lo injusto.


MAGDALENA AUZOLANEAN


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada