2013/02/27

Contra la ILP y a favor del fracking

La negativa de la mesa del parlamento vasco a tramitar la ILP contra el fracking y la extracción de los recursos no convencionales en la CAPV nos ha dejado claro que fue un acierto proponer esta herramienta como nuevo elemento de presión contra aquellos que quieren llevar a cabo estos planes. La posibilidad de encontrarse con miles de firmas pidiendo una legislación clara y contundente en contra de esta técnica y la extracción de estos recursos, asusta a quienes tienen la intención de seguir avanzando por ese camino. Es por eso que PP y PNV han votado en contra de la tramitación de la iniciativa. En un primer momento el PSE también se posicionó en contra, pero modificó su posición y ha votado finalmente a favor de la tramitación. EH Bildu ha sido el único partido que desde el principio ha mostrado su posición favorable a que la ILP haga su recorrido.


La Iniciativa Legislativa Popular no es un regalo de los partidos políticos a los movimientos sociales, es la única herramienta que tenemos para que nuestras propuestas, en forma de ley, puedan ser discutidas en el parlamento vasco. La aceptación a trámite, por lo tanto, ni siquiera supone que lo propuesto vaya a ser aprobado, sino que supone el inicio de un gran trabajo para lograr recoger 30.000 firmas que apoyen la iniciativa. Una vez logradas, la ley propuesta se discute en el parlamento vasco y los partidos allí representados pueden hacer lo que quieran con ella: desde rechazarla directamente sin discutirla, cambiar el sentido de la ley, modificar ciertos apartados o aprobarla tal y como se presentó.

No podemos entender que en este primer trámite se haya paralizado la ILP de Fracking Ez Araba. ¿O sí? Este veto a nuestra iniciativa es una decisión política. PP y PNV no quieren tener miles de firmas sobre la mesa pidiendo una regulación en un sentido y ser ellos quienes apoyen justamente lo contrario. Eso tiene un coste político y ellos lo saben. Mejor pararlo ahora, antes de que la campaña se haya socializado y la presión para una regulación contra el fracking y la extracción de los recursos no convencionales sea mayor. Esto también nos hace entender que hay partidos que quieren seguir avanzando en el camino del fracking y de los recursos no convencionales. ¿Cómo se entiende sino el miedo que ha expresado el PNV a perder los permisos de investigación? ¿Y su voluntad expresada de explorar los recursos que pueda haber? ¿Cómo pretenden explorar? ¿Por qué, sino, el PP alienta desde Madrid la investigación de este tipo de recursos?

Han impedido que la ILP contra el fracking se tramite, pero hoy tenemos más claro que ayer cuales son las actitudes que tenemos que señalar y cuales los discursos ambivalentes que nos tocará desmontar. Todo apunta a que, por desgracia, serán muchas las oportunidades que tendremos para ello. Para criticar actuaciones en favor del fracking y de la exploración/explotación de los recursos no convencionales. Pero lo que es seguro es que no vamos a tirar la toalla a las primeras de cambio. Nuestra lucha era contra el fracking y el modelo fósil que pretenden perpetuar, y lo sigue siendo. Con esta iniciativa hemos querido canalizar la oposición mediante una ILP y los seguimos pretendiendo. No nos rendimos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada