2011/12/20

Cargos electos en contra de la Línea de Alta Tensión

(Noticia extraída de la edición del día 18 de Diciembre del diario Gara)

Unos 400 cargos electos de Nafarroa y Gipuzkoa se dieron cita ayer en el municipio navarro de Berriozar en una asamblea, organizada por la «Plataforma no línea de alta tensión», celebrada con el objetivo de mostrar su total oposición a este proyecto, que contempla dos líneas de 400 kilovatios con una longitud total aproximada de 120 kilómetros -entre Ezkio-Itsaso y Dicastillo-. Además, el proyecto presentado por Red Eléctrica Española prevé una subestación eléctrica de seis hectáreas.

El portavoz de la plataforma en la que se agrupan las diferentes localidades perjudicadas por la línea de alta tensión, Alberto Frías, explicó que hasta el momento un total de 171 ayuntamientos y concejos de los herrialdes afectados por la construcción de la infraestructura eléctrica han aprobado una moción para rechazar este proyecto. Un idea presentada por Red Eléctrica que el propio Frías tildó de «inasumible paisajística y medioambientalmente».

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de los municipios afectados recordó que durante las últimas tres semanas «la inmensa mayoría» de ayuntamientos y concejos afectados, todos menos cuatro, han aprobado una resolución contra la línea de alta tensión. Un escrito donde los consistorios afectados manifiestan su «total oposición» al proyecto.

En total, según explicó Frías, 171 municipios y concejos han mostrado hasta el momento su disconformidad con la construcción de esta infraestructura que, en su opinión, «carece de justificación suficiente para el interés colectivo» y contradice además los principios establecidos a nivel europeo sobre distancia mínima a poblaciones.

Con la asamblea celebrada ayer la plataforma quería «visualizar» la oposición de la administración local a la línea de alta tensión entre Ezkio-Itsaso y Dicastillo, además de presentar una declaración en la que piden al Gobierno de Madrid, competente en la materia, y a los ejecutivos de Iruñea y Gasteiz la retirada de este proyecto. La declaración se entregará en las próximas semanas a los citados gobiernos para pedirles que «la voluntad popular mayoritaria de los cargos electos sea respetada».

En cuanto a la moción, cabe recordar que en la misma los ayuntamientos solicitan al Gobierno y al Parlamento de Nafarroa, así como al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino del Ejecutivo español, que «se pronuncien desfavorablemente a dicho proyecto, por ser inasumible paisajística y medioambientalmente por su afección a zonas claves para la colectividad».

A su vez, en el texto, los consistorios afectados, tanto de Nafarroa como de Gipuzkoa destacan su oposición a cualquiera de los pasillos contemplados en el Documento Inicial de Red Eléctrica. Esta situación recuerda a la vivida hace un año en Araba, cuando se paralizó la construcción de la línea de alta tensión entre Castejón y Gasteiz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada