2012/09/20

Dice el concejal...

(Mensaje de Arantzadi Bizirik publicado en Diario de Noticias)

Leímos una carta de José Javier Echeverría sobre el parque que el Ayuntamiento está urbanizando en Arantzadi que contenía varias inexactitudes (al concejal no le gusta que les llamemos mentiras), a saber:

- Dice el concejal: "El proyecto… conserva un tercio de las huertas (actuales) para usos públicos". Lamentamos nuestra ignorancia, pero no sabemos dónde queda lo del uso público: ¿dentro de Elkarkide? ¿dentro del museo de Fundagro? ¿Dentro de las huertecillas de ocio que crearán? Todas estas huertas están cercadas y con acceso restringido, ¿es a eso a lo que llama uso público?

- Dice el concejal: "Las huertas quedan sin perder sus características productivas". ¿Ha comparado el concejal la productividad de la huerta de Beroiz y la del museo de Fundagro? Pues dése una vuelta y verá si conserva su productividad o lo de Fundagro es una mera caricatura de lo que es una hortaliza de verdad.


- Dice el concejal que tiene "una subvención que alcanza el 80% de las obras". Si las obras del parque van a costar 12 millones de euros (según cifras del propio proyecto municipal) y la subvención europea es el 80% de, solamente, los primeros 3,5 millones (es decir 2,8 millones), una sencilla operación nos dirá que la subvención solo es del 24% del costo real, y que los restantes 9,2 millones de euros tendrán que salir del bolsillo de los pamploneses.

- Dice el concejal que "las labores (realizadas por la gente de Arantzadi Auzolanean en la antigua huerta Aldaya) son infructuosas". Debe ser porque no ha visto con sus ojos lo productiva que es la tierra del meandro que están destruyendo sus excavadoras, y porque no ha ido a comer al París 365 para degustarlas, y gratis.

- Dice el concejal que "el parque de Arantzadi es resultado de la voluntad mayoritaria de los representantes del pueblo en Pamplona", lo cual es casi cierto pero, si tan seguros están esos 20 concejales de representar la voluntad de sus votantes, ¿por qué han cerrado las puertas del Ayuntamiento a cuantas personas han pedido opinar sobre su parque en los tres últimos años? ¿No será porque tienen esa mayoría pero no tienen argumentos que la respalden, ni económicos, ni ambientales, ni alimentarios, ni democráticos, ni...?

Señor Echeverría, impone su voluntad con nuestro dinero, pero no abuse de su poder (que no de su autoridad, que no la tiene) para engañar a la sociedad, vence, pero no convence. No necesita decir falsedades para demostrar quién manda en la excavadora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada