2012/09/16

Falta de rentabilidad de la central térmica de Castejón


                                          (Artículo publicado en Diario de Noticias)

La empresa reconoce que desde 2010 no es rentable y duplicarla "sería una tontería".

La central térmica de ciclo combinado de Iberdrola en Castejón no ha estado ni una sola hora en funcionamiento en lo que va de 2012 y no hay previsiones de que lo haga. Así lo explica la firma eléctrica a través de una nota después de una visita parlamentaria que se produjo a su sede la semana pasada. Según los datos que ofrece, la térmica se encuentra en una situación de "producción cero" dada la caída del consumo eléctrico, a lo que habría que añadir "que hay otras tecnologías más baratas" lo que pondría a la central de ciclo combinado de Castejón en una situación "de reserva".

Para Iberdrola esta instalación nació en el año 2003 como respuesta "a una gran demanda" eléctrica a principios de la pasada década pero "las subvenciones al carbón y las primas a las renovables" han ido rebajando sus horas de funcionamiento. Por ese motivo, los responsables de la térmica castejonera aseguraron que aún han de concretar "la manera en que se financia su mantenimiento" y describieron su papel en un futuro como de "respaldo de sistema y garantía de suministro". Pese a todo, desde la firma negaron rotundamente que peligren los puestos de las más de 30 personas que trabajan en la villa ribera.


Dada la situación actual, Iberdrola ha desechado completamente la idea de duplicar la instalación (pasar de 400 MW a 800 MW como ya hiciera su vecina Elerebro). Sin embargo, el Gobierno de Navarra concedió el pasado mes de noviembre la autorización para duplicar la potencia con el objetivo de "atender eficazmente las crecientes necesidades de suministro eléctrico que se producen tanto a nivel nacional como regional, diversificar el suministro eléctrico en Navarra con formaseficientes de generación", según afirmó el Gobierno que preside Yolanda Barcina. Lejos de la "creciente demanda" y la "eficiente generación" Iberdrola reconoce que la parada de la central se ha producido por la caída en el consumo eléctrico y el empleo de "tecnologías más baratas". "Hay otras tecnologías que son más baratas por lo que son preferentes a la hora de satisfacer la demanda eléctrica que ya está cubierta. Castejón está jugando ahora el papel de reserva del sistema. En función de la demanda se verá el papel que juega en 2013 y también según cómo sea la reforma eléctrica", explicaron desde Iberdrola, a lo que añadieron que "no peligra la empresa ni hay un posible cierre a la vista".

El hecho de que la térmica no haya entrado en funcionamiento en 2012 no es sino el final de un proceso de caída en la producción que se viene realizando de forma más llamativa desde que comenzó la crisis (excepto en 2009). 

Las centrales térmicas a pleno rendimiento tienen un tope de 7.000 horas al año por lo que para ser rentables deben funcionar un mínimo de entre 3.500 y 4.000 horas. De esa forma, según sus propios criterios, en cinco de los diez años que lleva en funcionamiento la central no ha sido rentable 2003, 2008, 2010, 2011 y, por supuesto, 2012.

Vista la situación, la propia Iberdrola reconoce que es impensable la duplicación de la central térmica cuya autorización otorgó el Gobierno de Navarra hace menos de un año. A juicio de los directivos de la eléctrica "hablar de ampliación es una tontería. Se están tramitando los permisos para un segundo grupo porque una buena localización es oro, pero no tenemos ninguna intención de construir una segunda planta".

Pero esta situación no es exclusiva de Iberdrola. Las otras dos centrales térmicas de Castejón, pertenecientes a Elerebro, también han notado la llegada de la crisis y aunque desde que se pusieron en funcionamiento han superado siempre los parámetros de rentabilidad en cuestión de horas, el pasado año 2011 cayó por debajo de las 2.500 cuando el umbral se encuentra en 3.500.

Ribera más centrales no

Desde el colectivo Ribera Más Centrales No no se mostraron sorprendidos por las bajas cifras de producción de unas instalaciones que llevan 10 años funcionando. Según explicó José María Tomás, "desde un principio dijimos que no eran necesarias estas instalaciones y que estaban sobredimensionadas. Alguien tendrá que dar explicaciones del desastre jurídico que se ha realizado. Los tribunales dijeron que se hicieron de manera ilegal, pero luego los políticos han vestido el entuerto adaptando la legislación". Tomás recordó que la promesa cuando se instalaron era de "generar millones de beneficios al entorno de la Ribera" y que iban a funcionar como "reclamo de nuevas industrias y nada de eso está ocurriendo. Por contra, tenemos tres monstruos que se han cargado el paisaje, no han dado trabajo y generan un problema medioambiental. Al final se demuestra que no hacían falta".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada